Noticias

COCHINILLA EN EL MONTE DE AZUELO

El 17 de junio de este año la prensa regional recogía nuestro grito de ¡¡Alerta!! porque el encinar del monte de Azuelo y de los pueblos vecinos,…
16 Abril, 2021

El 17 de junio de este año la prensa regional recogía nuestro grito de ¡¡Alerta!! porque el encinar del monte de Azuelo y de los pueblos vecinos, Aguilar de Codés y Torralba del Río se moría. Grandes extensiones de encinos aparecieron, tras el confinamiento por el coronavirus, sin hojas y aparentemente secos. Encinos grandes y pequeños, jóvenes y viejos se secaban. El color grisáceo sustituyó al verde; las hojas desaparecieron, las bellotas fueron sustituidas por miles de unas bolitas negras pegadas a las ramas que más que ramas parecían sarmientos secos de las vides en invierno. Desconocíamos lo que eran estas bolitas, ahora sabemos que se llama “cochinilla”. Pusimos en conocimiento del Alcalde la situación del monte, que inmediatamente se puso en contacto con Medio Ambiente para informar de la situación. A los pocos días, tras la publicación del grito de ¡Alerta! en la prensa el Alcalde emite un comunicado diciendo que Medio Ambiente estaba al tanto de lo que ocurría y que ya lo sabían. Una pregunta, si ya lo sabían, ¿por qué no habían informado a los ayuntamientos?

No sabemos si han fumigado o no la zona afectada por la cochinilla, tampoco se nos ha informado. Lo que si vimos un día fue un par de avionetas y un helicóptero sobrevolando la Sierra de Codés. ¿Estaban fumigando o haciendo maniobras?

Un técnico del Gobierno de Navarra aseguró que el causante de esta plaga puede ser el Kermes vermilio, más conocida como la “cochinilla de la encina”. Se trata de un insecto chupador y los daños son provocados tanto por las hembras como por las larvas que succionan la savia del encino, lo que produce el secado de ramillos y ramas y provoca un amarillamiento progresivo de las hojas, que en general, terminan secándose y esto hace que se debiliten los pies afectados. Los daños que produce la cochinilla pueden ser más llamativos que preocupantes ya que pasará esta fase y los árboles volverán a echar follaje aunque, eso sí, la plaga dejará los encinares más débiles.

Desde el día que tuvimos conocimiento de la situación de nuestro monte estamos haciendo un seguimiento de esta “cochinilla” y hemos observado que la extensión de la plaga se ha detenido y que alguno de los encinos afectados apunta el brote de algunas hojas, mas la mayoría de los encinos afectados están con sus ramas peladas. Según los expertos, dicen que el encinar se repondrá, a no ser que una fuerte sequía en verano y fuertes heladas en invierno den con la vida de los más débiles. También achacan esta plaga a los efectos del cambio climático.

Los que si se van a ver afectados este año van a ser los jabalíes, ya que su pasto, las bellotas, es inexistente y tendrán que buscar su alimento por otras zonas. Dentro de un tiempo seguiremos informado de la evolución de los daños ocasionados por la “cochinilla”.

Otros artículos

ARACELI PASCUAL

BERROTZA

PEDRO ZURBANO YANIZ

RESCATE EN AZUELO