Noticias

BARGOTA, "LA HISTORIA CONTINÚA…"

Vengan a Bargota Si quieren gozar Vengan a Bargota Para disfrutar De su historia Historia sin par De su historia No hay una villa más rica Que se…
17 Octubre, 2019

Vengan a Bargota
Si quieren gozar
Vengan a Bargota
Para disfrutar
De su historia
Historia sin par
De su historia
No hay una villa más rica
Que se puedan encontrar

El año pasado Bargota celebró EL SEGUNDO CENTENARIO DEL PRIVILEGIO DE VILLAZGO DE BARGOTA consiguiendo la independencia de Viana; se realizaron varios actos, entre otros, cuatro bargotanos teatralizaron una ruta por la historia de Bargota, acabando en el momento de la independencia, 29 de septiembre de 1818, en el pórtico del Ayuntamiento bailando todos contentos y felices porque la comisión real que llegó a Bargota desde Madrid reunió a la asamblea vecinal y nombró al nuevo Ayuntamiento con los dos regidores, alcalde y teniente de alcalde.

Este año, esos mismos cuatro bargotanos, representan otra ruta teatralizada con el título de “LA HISTORIA CONTINUA…” Si el año pasado la ruta fue todo un éxito, este año lo ha superado. Han tenido que ampliar el número de pases a todo el mes de octubre, ya que solamente estaba programada para el mes de septiembre. Si quieres disfrutar de una buena sesión de teatro al aire libre  y conocer la historia de nuestro pueblo vecino, ahora tendrás ocasión los días 13, 20 y 26 de Octubre. ¿Qué tienes que hacer? Reservar tu entrada en el teléfono del Ayuntamiento de Bargota, 948 64 80 80; el importe del tiket son tres euros que abonarás antes de empezar la función a las 12´00 h. en la plaza de la iglesia. ¡Te divertirás y te ilustrarás!

Se retoma la historia en el lugar y la época donde acabó el año pasado, 1818 en el pórtico del Ayuntamiento.

A la independencia civil, le siguió la independencia eclesiástica, tan dura y larga o más aún que la independencia civil, que no llegó hasta 1824, entre otras cosas porque el Ayuntamiento y las parroquias de Viana se negaban a dar esa independencia. ¡Con la iglesia hemos topado! ¡Amigo bargotano! Como diría nuestro ilustre e ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Comienza la historia el narrador, Mikel Chasco, que será nuestro guía a través de la ruta teatralizada y nos introduce en la primera escena de la ruta, representada por los actores Belén Mendaza y Mikel Fernández, que son en este caso, una sacristana, Catalina, y un cura de Viana, D. Agustín que no lleva muy bien tener que venir a Bargota a ejercer los oficios sagrados por aquello del incordio de los desplazamientos. Los curas de Viana se lo juegan al palito corto para ver a quien le toca desplazarse hasta Bargota y D. Agustín maldice y echa pestes de su mala suerte y la pobre Catalina y los feligreses de Bargota pagan los platos rotos.

En esa misma época, en esta zona nuestra, hubo mucho contrabando, ya que las aduanas estaban en el Ebro, no en el Pirineo. Y los contrabandistas pasaban por las quebradas de Kodés y los vados del Ebro.
Llevado por el narrador, Mikel Chasco, el público asistirá a la discusión entre dos contrabandistas, Mikel Fernández y Belén Mendaza, que se cruzan en el campo a la entrada de Bargota. Discuten por la distribución del territorio, se amigan y se pelean otra vez cuando descubren que tienen el mismo amor. Las carcajadas están aseguradas para el público.

Se adentra el narrador con el público por la parte del casco antiguo del pueblo por la famosa calle Juan Lobo, donde se encuentra la casa del Brujo de Bargota, hasta llegar a un rincón con historia, con impactos de bala de la primera guerra carlista. Aquí nos representan la anécdota de un soldado bargotano, Vicente Zúñiga, con el general Zumalacárregui que terminó ascendiéndole de graduación por su valor y arrojo ante las tropas isabelinas a las que les robó un caballo en Los Arcos. Además, el narrador nos explica las incursiones liberales que hubo en Bargota y cómo se reflejó en los periódicos de la época. En esta escena, con grandes golpes de humor, la interacción del público que se integra en la obra hace que las carcajadas se conviertan en jolgorio. El público, cada vez disfruta más.

Por último, recorriendo las calles, pasando por la casa del primer alcalde de Bargota como villa, Antonio Aranzadi y la casa de Martín Etxaide, el narrador, Mikel Chasco guía al público mientras le va explicando los avatares de la Primera Guerra Carlista hasta “la casa de la linterna”, una casona perteneciente a los Ganuza, que tuvieron su importancia en el abrazo de Vergara, pues Telesforo Monzón, marido de la penúltima propietaria, Josefa Ganuza, compró el palacio de Vergara donde se dieron el abrazo los generales Espartero y Maroto.

Mikel hace una gran incidencia en la importancia que tiene esta zona de Navarra, desde el Valle de la Berrueza, el Valle de Aguilar y Viana hasta el Ebro en el desarrollo de la Primera Guerra Carlista, donde tuvieron lugar varias batallas e innumerables escaramuzas entre carlistas e isabelinos

En “la casa de la linterna”, llamada así por la gran linterna del tejado que da luz a la grandiosa escalera, ambientada en el siglo XIX para la ocasión, los actores representan a Martin Etxaide, “el arriero de Bargota” y su mujer, Francisca Zúñiga.

Del Arriero de Bargota se escribió mucho también, porque fue el que puso en contacto a los dos generales, Maroto y Espartero, y dio pie al convenio de Vergara, con el que acabó la primera guerra carlista. Hablaron de él Benito Pérez Galdós, Pío Baroja y la prensa internacional. Esta última escena de la ruta es la “más seria”, ya que nos enseña la intimidad del matrimonio y como le dirá Francisca a su apuesto e intrépido marido, ¿Quién manda en casa, cariño? Pues… yo. -Sí mi amor. Asevera el Arriero

Termina la ruta teatralizada con canciones y bailes de los actores contentos con el desarrollo de la historia en Bargota contagiando al público que les obsequió con una gran ovación. Una teatralización realizada por cuatro bargotanos aficionados al teatro que lo bordan y lo hacen como los mejores profesionales. Enhorabuena para todo el pueblo de Bargota por esta grata recreación de su historia y felicidades a los cuatro bargotanos por el gran éxito alcanzado con su representación. ¡Ah! Que quién es el cuarto bargotano, pues… Maite Echeverría la que se encarga del vestuario, aderezo, maquillación, coreografía, música, canciones… que aunque no aparece en escena su trabajo es muy meritorio dirigiendo a todo el elenco de actores. A todos ellos, gracias por el rato tan agradable, casi dos horas de actuación, que nos hicieron pasar.

Animamos a los “actores bargotanos” para que no decaigan en su empeño de contarnos la historia de su pueblo y el próximo año nos obsequien con nuevos pasajes de BARGOTA, “LA HISTORIA CONTINÚA…”

Otros artículos

ARACELI PASCUAL

BERROTZA

PEDRO ZURBANO YANIZ

RESCATE EN AZUELO