Buenas noches. Jueves, 22 de febrero de 2018
Azuelo
Azuelowww.azuelo.com
disminuir fuente ampliar fuente

ROMERÍA A SAN SIMEÓN

Un año más Azuelo y Cabredo celebraron la romería a la ermita de San Simeón. No ha sido este año una romería más. No, este año ha sido una romería muy especial. Ha sido una romería pasada por agua, tanta, tanta agua que un poco más y tenemos que ir a la ermita en barca.
Amaneció un día lluvioso que hacía temer lo peor. Todos mirando al cielo, pero las nubes que venían desde Cabredo traían agua, mucha cantidad de agua; tanta agua que nos hizo meternos al pórtico para guarecernos. Hacía tiempo que el pórtico no había realizado este servicio, que es para el que se construyó. Hubo que decidir que se hacía y como siempre no llueve a gusto de todos, unos querían ir a la ermita, otros no; así que Angel, el alcalde de Cabredo, tomó una decisión salomónica: “el que quiera que vaya a la ermita y el que no quiera que espere aquí para luego ir todos juntos a almorzar”. Dicho y hecho, el Hermano Zacarías con su paraguas, como todo quisque que fuimos a la ermita inició la romería a paso más que rápido.¡Hay que ver lo que anda este Hermano! Nos dijo que todos los días se baja andando desde Aguilar, que es donde vive, hasta Azuelo. Este año ni arca, ni pendón, ni estandarte, ni nada… todo se quedó en la iglesia, y eso que Cipriano y Marcelina ya se encargaron de ponerle un “impermeable” al Arca y al estandarte de San Jorge.
 Una vez en la ermita se rezó el último día de la novena y se le cantó al santo eso de que “si llueve mucho, si llueve poco”. Nuestro santo se apiadó de nosotros y en el regreso de la ermita, poco a poco fuimos plegando los paraguas.
 Por fin dejó de llover cuando llegábamos al “Pabellón Multiusos El Granero” donde el Mari y Mª Fe nos habían preparado el almuerzo, por si no paraba de llover. Y como siempre de la mesa del almuerzo a la misa y de la misa a la mesa de la comida. Fueron pocos los de Cabredo que se quedaron a comer, cada año se quedan menos, y eso que nosotros los tratamos bien, les ponemos mesas, bancos, mantel y después de la comida lo recogemos todo; los tratamos mucho mejor que los que nos tratan a nosotros en la romería que hacemos a Codés, donde nos tenemos que poner y recoger nosotros las mesas y los bancos, y no nos ponen mantel. Este año estuvimos 134 comiendo en Codés y los de Cabredo solo se quedaron una veintena. Pocos, pero finos, porque son los que se quedan todos los años. Habrá que hacer algo para que se queden más, y es que los que se marchan, se pierden la despedida, un acto entrañable y de hermanamiento entre los dos pueblos.
 Este año pasará a la historia; ni los más viejos de Cabredo, ni los más viejos de Azuelo habían conocido un día así, un día de tanta agua. Un día de perros que San Simeón nos lo arregló, y es que en nuestro Monasterio, los monjes benedictinos resmaban a los perros contra la rabia.
 Al final de la tarde los de Cabredo y los de Azuelo cantamos la despedida al Santo.

“ Salve, ya nos despedimos con pena en el corazón.
Adiós ilustre paisano, adiós, hasta otro año, adiós”

anterior  
  siguiente


 Galería  Presentación  Diapositiva


Los foros más destacados

Felicita los cumpleaños

Socios: 358
Visitas hoy: 30
Visitas total: 534681
Mensajes en Foros: 70
Firmas: 547

 
 Hoy
   Joritz Crespo
 Día: 26/02/2018
   Joseba Chávarri
 Día: 28/02/2018
   Itziar Uriarte
 Día: 01/03/2018
   Jose Miguel Calderon
   Fernando Lobera
   Estrella Cayetano
   Asier Díaz de Cerio

Tiempo en Azuelo

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.

www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2012 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative
Comparte:
Últimas galerias: Galería fotográfica